Texto de Denisse Ríos

Lola Álvarez Bravo, sus fotografías trascendentales.

 

Sexo Vegetal, 1948

Lola Álvarez Bravo es sin duda símbolo de la energía femenina dentro de la fotografía mexicana, y logra ser el puntero de muchas mexicanas que siguen haciendo de este arte su pasión.

Ruth Rivera Marín, 1950

¿Sabes quién es Lola Álvarez Bravo? Fotógrafa mexicana, pionera del movimiento post- revolucionario en el renacimiento artístico mexicano, nacida en Lagos de Moreno, Jalisco el 1 de abril de 1907.

 Unos suben y otros bajan, 1940

Es símbolo de lo que una señorita de los años 20 no debía hacer. Rompiendo totalmente con los estereotipos de “tomar el té y ser ama de casa”. Lola Álvarez Bravo decidió ser una artista y apostamos a que no sabía el peso que sus apellidos tendrían en el mundo de la fotografía y perdurarían hasta la actualidad.

Tríptico de los martirios II, 1950

Lola Álvarez Bravo, apellidos adoptados de su esposo, Manuel Álvarez Bravo, marca una trascendencia en la historia de la mujer y demuestra a lo largo de su trayectoria, de un poco más de 50 años, que la fotografía rompe barreras de género.

El sueño de los pobres, 1955

Junto con su esposo logró aprender sobre la creación fotográfica y formaron una Galería de Arte, inauguraron un taller de fotografía (Taller de Fotografía “Álvarez Bravo”) y posteriormente en conjunto con amigos formaron un cineclub.

 

A ver quién me oye, 1949

Se separó de Manuel en 1934 y comenzó a trabajar dentro de la revista “El Maestro Rural”,  en donde se dedicó principalmente a tomar fotografìas que representaban la cultura mexicana.

Kilómetro 87, 1960

Uno de sus últimos proyectos fue crear un Taller de Fotografía y la Galería de Arte Contemporáneo, donde realizó su primera y última exposición presentando fotografías de Frida Kahlo.

Aquí puedes leer más de su relación con Frida.

Chachalacas, 1945

Lola Álvarez Bravo además de ser un símbolo fotográfico, también representa la esencia de lo que es ser mujer y ser mexicana, por lo que hoy 8 de Marzo día internacional de la mujer, no pudimos dejarla de lado.

El ensueño (Isabell Villaseñor), 1945

“Si algo resulta útil de mi fotografía será el sentido de ser una crónica de mi país”

Lola Álvarez Bravo

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.