¿Quién no hizo sus primeros pininos en la fotografía haciendo retratos de su mascota? Es imposible negar que su ternura estuvo siempre de nuestro lado en aquellos primeros shootings y que se convirtieron en nuestros modelos perfectos.

En los últimos años la fotografía de mascotas se ha vuelto un mercado muy exitoso, todos quieren un recuerdo inolvidable de sus compañeros de vida y esa es una gran oportunidad para los fotógrafos. Pero tienes que tomar en cuenta que no es una tarea tan sencilla como parece. ¿Te gustaría adentrarte más en este tipo de fotografía? Nosotros te daremos algunos tips que te ayudarán a lograr las mejores fotos de esos encantadores y fieles amigos.

1. Ten paciencia

Hacer fotografías a tu mascota puede parecerte trabajo fácil, pero cuando las realizas a otros animales con personalidades que desconoces completamente verás que es como hacer sesiones a niños o bebés: te adentras en ambientes que no puedes controlar del todo y en los que muchas veces el caos y desorden pueden hacerse presentes.

Por lo tanto, la paciencia será uno de los factores más importantes en una sesión, apóyate mucho en los dueños para lograr que sus mascotas se sientan cómodas. Si notas al animal demasiado inquieto incluso puedes proponer algunas fotografías junto a sus dueños, seguro esa interacción será magnífica para capturar.

2. ¡Prepárate para disparar!

Además de la paciencia tienes que estar preparado para todo. Lo ideal es tener tu equipo listo para comenzar a disparar en cualquier momento. Intenta hacer las fotografías antes de que la mascota se canse o desespere, porque después será difícil capturar esa personalidad divertida y tierna que seguramente estás buscando. Así que no pierdas tiempo en preparar tu equipo o la locación, confía en que la espontaneidad de tu modelo será perfecta para lograr estupendas tomas.

3. La luz natural es tu gran aliado

No te compliques con demasiado equipo (flash, lámparas) para realizar las sesiones a mascotas. Aprovecha la luz natural para realizar las fotografías y poder capturar a la mascota en el mejor momento. Tampoco intentes poses demasiado forzadas, la naturalidad será el elemento clave en tu sesión porque, además de que será muy difícil controlar al animal, no capturarás su personalidad y esencia. Y seguramente tu cliente no estará muy feliz con esos resultados.

4. Elige el mejor escenario

Un escenario donde la mascota se pueda sentir cómoda y libre será tu mejor opción. Sólo recuerda cuidar los fondos de tus fotografías para que la imagen no tenga demasiados distractores. Tal vez los lugares que menos esperas son los que mostrarán a la mascota mucho más tranquila y lista para posar. No olvides que existen muchas formas de fotografíarlos, puedes obtener tomas de perfil, mientras están acostados… las posibilidades son infinitas.

5. ¡Diviértete!

En cualquier sesión es importante crear una conexión con tu modelo, y esta no es la excepción. Conoce a la mascota que vayas a fotografiar para que se sienta en confianza y no se estrese o tenga miedo a la cámara. Diviértete y disfruta el momento, verás que también la mascota lo hará y será mucho más fácil crear el ambiente ideal. No tengas miedo de capturar esos momentos chistosos, seguro sacarás una gran sonrisa a su dueño cuando vea el resultado de la sesión.

Los animales son muy especiales e impredecibles a la hora de hacer fotografía, pero te aseguramos que será una experiencia increíble. Este mercado es cada vez más y más buscado, ¡así que ve armando tu portafolio y comienza a experimentar con esta divertida rama de la foto!

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.