Estuvo a punto de perder los mejores años de su vida en una cárcel, pero escapó para realizar por lo menos dos de las fotografías más memorables del siglo XX.

Philippe Halsman nació en una familia judía en Riga (Lituania) y estudió ingeniería eléctrica en Dresden (Alemania). Cuando tenía 22 años, en septiembre de 1928, fue acusado falsamente de matar a su padre durante un viaje por Austria un país profundamente antisemita y fue sentenciado a diez años de trabajos forzados. Cartas en su apoyo de intelectuales tan prestigiosos como Freud, Einstein y Thomas Mann lograron que fuera liberado dos años después.

Dali Atomicus (4)Dejó Austria por Francia, donde comenzó a colaborar para revistas de moda como Vogue. Al inicio de la Segunda Guerra Mundial huyó a los Estados Unidos, donde comenzó a colaborar ampliamente con revistas como Life.

A finales de los años cuarenta comenzó a colaborar con el artista surrealista Salvador Dalí, y en 1948 realizaron una de sus fotografías más famosas, Dalí Atomicus, que explora la idea de la suspensión tan de moda ahora gracias al uso del software. La imagen muestra tres gatos volando, un cubo de agua derramándose y a Dalí suspendido en el aire. El título de la foto es una referencia a la pintura Leda Atómica, que puede verse detras de dos de los gatos. Se hicieron 28 tomas antes de obtener el resultado deseado, y se usó retoque análogo para borrar los cables. Puedes ver una breve historia del proceso en esta página.

10119930_1_l

Aún más conocida que la foto de Dalí es el retrato que Halsman le hizo a su benefactor Albert Einstein, quien durante la sesión le contó que se arrepentía después de Hiroshima y Nagasaki de haberle pedido al gobierno de los Estados Unidos que desarrollaran la bomba atómica para no quedar en desventaja frente a Hitler, quien supuestamente tenía científicos a punto de obtenerla. La foto fue usada en  una estampilla y luego, en 1999, en la portada de la revista Time, cuando ésta declaró a Einstein “Persona del Siglo”.

4167625592_b5ec939761_o

Luego de la fotografía de Dalí en el aire, Halsman desarrolló un afición por realizar retratos de celebridades saltando. Su fama era tal que desde los duques de Windsor hasta Marilyn Monroe saltaron para su cámara, incluyendo a la mismísma María Félix, la Doña. Con los retratos que obtuvo publicó luego un libro llamado Philippe Halsman’s Jump Book.

12_Maria_Felix__1956-5

_de0e5e93_5e3a_836e_9494_0a0206423d45 tumblr_m514kr5dSw1rw3fqbo1_1280 tumblr_mif9y3GLOv1rtmubxo1_1280 halsman_emsaint_vert-67a36a7247ef902ac8250fc12ebec84c4aad01a4-s6-c10 042710_Philippe_Halsman_Jump_6

_a6065bce_8c4d_28fa_6d05_50076fb20d0e

Puedes aprender más sobre este gran fotógrafo en el blog de www.oscarenfotos.com

 

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.