Gerda Taro es reconocida por haber sido la primera fotógrafa de guerra.

Texto por: Denisse Ríos Osorio

Supongo que alguna vez han escuchado hablar sobre Robert Capa ¿sabías que ese era un seudónimo que utilizaban Endre Friedman y Gerda Taro? Una pareja enamorada de la fotografía y corresponsales de guerra trascendentales en el siglo XX.

Hoy queremos hablar sólo de Gerda, nacida en Sttuthgard, Alemania en 1910. Su familia era perteneciente a los burgueses, pero desde muy joven esta chica se involucró en movimientos sociales de importancia. A principios de la Segunda Guerra Mundial, Taro huye con una amiga a Francia y conoce a Endre Friedman quien después se convertiría en su pareja sentimental y le transmitiría todo su conocimiento sobre fotografía. Lo que haría que Gerda Taro se convirtiera en una pionera histórica del fotoperiodismo y la primera mujer en cubrir un frente de guerra.

El utilizar el seudónimo Robert Capa para ganar dinero con sus fotografías,  hace imposible saber con exactitud quién de los dos tomó las fotos firmadas con dicho seudónimo, así que su trabajo se dio a conocer cuando Endre y Gerda se distanciaron y ella comenzó a trabajar en solitario utilizando la firma: ‘Photo Taro’.

El trabajo fotoperiodístico más aclamado de Gerda fue la cobertura de la Batalla de Brunete que realizó en 1937 y fue publicado el mismo año en Regards, lo que le otorgó una excelente reputación como fotógrafa.

 

Gerda Taro falleció el 26 de julio de 1937, 4 días después de que su trabajo sobre la Batalla de Brunete fue publicado y 6 días antes de cumplir 27 años. Gerda presenció un ataque aereo en el toldo del coche de un general, cayó al suelo y la oruga de un tanque cayó sobre ella, fue rescatada pero murió pocas horas después en la madrugada del 26 de julio. Su cuerpo fue transladado a París en donde se despidieron de ella con honores y fue reconocida como heroína republicana.

Sobre El Autor

Artículos Relacionados

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.