Nuestros padres nos lo dijeron, ellos y nuestros adultos nos indicaron que debíamos estudiar la primaria, la secundaria, la preparatoria, la universidad, ¡16 años! para obtener un buen trabajo y realizarlo hasta jubilarnos. Pero qué le vamos a hacer si lo nuestro lo nuestro no es la rutina, ¡y eso no significa que no nos guste trabajar! Simplemente descubrimos que la vida es mejor cuando trabajas de lo que te gusta, aunque eso signifique no estar en una oficina que pague nuestra jubilación.

Resulta que estamos en una grieta, somos esa generación a la que ya no le funciona el esquema que nos dijeron nuestros padres. ¿Por qué? Porque la economía ya no da para eso, pues al incrementarse la esperanza de vida, en los próximos años, cuando nosotros seamos adultos, el mayor porcentaje de la población serán adultos mayores. ¿Qué significa eso? Que el sistema de jubilaciones ya no es sistema funcional porque son los jóvenes los que pagan la jubilación de los adultos, pero al ser demasiados, simplemente es imposible mantenerlos a todos.

Fotografía de Chris Wood

Fotografía de Chris Wood

Si sumamos nuestro deseo profundo de hacer lo que nos gusta con la situación económica del mundo, lo que resulta es la IMPERIOSA necesidad de tener libertad financiera. Y ésta no es como nos dijeron los medios: los yates, las joyas, los gastos innecesarios, o un consumismo desmedido; no, significa no tener que vivir angustiados por si habrá o no dinero, no tener esa incertidumbre sobre el futuro, no dejar de hacer lo que nos gusta por falta de recursos económicos.

¿Y por dónde empieza esa libertad? Por saber qué queremos ¿Quieres vivir de la fotografía de moda? ¿Qué quieres? Parece sencillo, pero si vas por el mundo preguntándole a las personas, te darás cuenta de que no es así. Algunas personas habrán estudiado lo que su familia quería, otros terminan en trabajos que ni ellos mismos saben por qué aceptaron y lo peor, se quedan en ellos. ¿qué da por resultado? Una persona infeliz en este mundo, ese que va pitando por la ciudad, que pone de malas a su familia, que nada le parece porque es infeliz desde dentro. Así es, el mundo necesita más personas que amen su trabajo.

Fotografía de Francisco Osorio

Fotografía de Francisco Osorio

Mi nombre es Ariana Oropeza, y en los últimos cinco años, he obtenido trabajo casi sin buscarlo, o de hecho, sin buscarlo. ¿Cómo? Yo también tuve que definir qué era lo que quería, una vez que acabé la licenciatura todo se vino abajo, me dijeron que las cosas serían más sencillas y no fue así. Después y ya te contaré cómo, estudié desarrollo empresarial, gestión cultural y comunicación. Amo leer para seguir capacitándome, y quiero compartir contigo lo que aprendí de estas ramas. Por eso generamos el Taller de Marca Personal, échale un ojo, descubre qué es e inscríbete.
Después de definir qué es exactamente lo que quieres y saber cuáles acciones son las que deberías estar realizando, viene la parte financiera. Según Robert Kiyosaki una persona es rica dependiendo del tiempo que puede vivir sin trabajar, esto considerando los gastos que regularmente realiza. Pensemos que si tienes en este momento 5,000 pesos, y con ello podrías vivir pagando tus servicios y alimentos por 30 días, serías rico esa cantidad de tiempo. ¿Qué tan rico eres?

lente empresarial

Es curioso, todos manejamos dinero, pero no todos estamos listo para saber manejarlo, yo te reto a que le preguntes a tu familia qué opina sobre el dinero, porque por programación, es muy probable que como te lo dijeron desde niño, eso sea lo que pienses acerca de él. Hay personas que tienen dinero y viven con miedo a perderlo, otras que como no sienten merecerlo lo gastan, algunos en propinas, limosnas u otro tipo de benefacciones, en fin. Todos manejamos dinero, pero no sabemos cómo hacerlo. En el Taller de Finanzas empezaremos rompiendo estos paradigmas para que cobres lo justo por tu trabajo y aprendas a generar talento con tu talento. ¡Regístrate!

Y entonces aquí estamos, somos tú y yo, así como millones de mexicanos que laboramos en diferentes proyectos, empresas y trabajos. ¿cómo podemos dar un primer cierre a este circulo en la búsqueda de hacer lo que nos gusta? ¡Sabiendo cómo tratar con nuestro máximo socio, el SAT!.

En México y el mundo se pagan impuestos para hacer funcionar un sistema en que se pueda sostener a una población. Todos los pagamos, pero de diferentes formas. Si tu ya haz decidido ser dueño de tu tiempo y tus ingresos, tener claros temas fiscales es esencial. Y esto no significa que te conviertas en contador o que te encargues de tus temas fiscales, no, significa saber cuáles son tus responsabilidades y derechos. Hace poco una amiga me dijo “Yo prefiero pagarle a mi contador”, y sí, ¡Yo también! pero eso no significa que te desentiendas y que lo dejes hacer lo que quiera con tu dinero. ¿O tanto confias en él?, según las cientos de personas a las que les han hecho fraudes fiscales, yo en tu lugar, no lo haría.

fiscales

Al final, los temas fiscales son mucho más que pagar impuestos, tu contador debe ser parte de tu estrategia, no alguien que te hunda haciendo que pagues y pagues demás ¡Creéme, lo viví!.

Conoce de los términos, los conceptos básicos y comprende el sistema, es más fáicl moverte dede ahí, sin olvidar que facturar siempre te dará oportunidades para trabajar con empresas más grandes y difundir por el mundo tu trabajo. Conoce este taller e incríbete, nos comprometemos a explicarlo de forma sencilla.

Queremos que seas LIBRE y hay muchos caminos para lograrlo, aquí te ponemos sólo algunos. Conoce los talleres, en todos tenemos BECAS, nos quedan muy pocas así que corre a registrarte.

 

Artículos Relacionados