Bichos, aves, y lo que no se dice de la fotografía de naturaleza