Foto-museografía ¿Oportunidad para el futuro o reliquia del pasado?