Sophie Dupont, Blind Balance, (performance). Foto por Magaly Montoya.

En el marco de la Semana del Arte CDMX 2020, la Feria de la Acción celebra su primera edición del 4 al 9 de febrero en la Ex Fábrica de Harina.

Sophie Dupont, Blind Balance, (performance). Foto por Magaly Montoya.

El proyecto nació ante la necesidad de crear un espacio, en donde el proceso de creación y el resultado fueran igual de importantes, generando un vínculo entre artistas, curadores y espectadores que forman parte activa de las obras de principio a fin, presentando dos vertientes innovadoras, El Escenario que da lugar al performance y El Espacio que muestra propuestas curatoriales que exploran la idea de la ‘acción’ como a continuación te contamos.

Karen Cheirif, Inter – Existencia a 4 puntos. Foto por Magaly Montoya.
Karen Cheirif, Inter – Existencia a 4 puntos. Foto por Magaly Montoya.

Karen Cheirif – Inter-Existencia a 4 puntos

Se trata de una pieza activa en la que cuatro personas representan un elemento de la naturaleza (fuego, agua, aire y tierra), el movimiento constante de los asistentes que forman numerosos mandalas a partir del cobre, la despoja de su estado de letargo y hace que se convierta en un ente vivo en continua transformación.


«Porque solo la interacción colectiva puede provocar un cambio»
sostiene Cheirif.

Elizabeth Rosas, El monstruo escondido en mi memoria. Foto por Magaly Montoya.
Elizabeth Rosas. Foto por Magaly Montoya.

Elizabeth Rosas – El monstruo escondido en mi memoria

Esta instalación es parte de una serie de obras acerca de la memoria, el recuerdo, el olvido y la infancia.  A través de su tejido, el hilo rojo y negro son utilizados obsesiva y compulsivamente reflejando ese tono de violencia pasivo-agresiva que activa los recuerdos del público al colocarse en el centro, mientras la artista platica con ellas.

Daniela Orozco curadora de polvo de estrellas. Foto por Magaly Montoya.

Alina Sánchez – Polvo de estrellas

En este Happening el público enciende una bengala en representación de una víctima del feminicidio, mientras observa cómo lentamente se va extinguiendo, después se coloca en una fila de varas apagadas simbolizando los cuerpos desaparecidos. Con ello se cuestiona a la ‘esencia’ erróneamente entendida como algo inamovible, así como el significado de lo femenino, el cual debe cambiar desesperadamente.

Gisela Guzman, No me olvides. Foto de Magaly Montoya.
Gisela Guzman. Foto de Magaly Montoya.

Gisela Guzmán – No me olvides

La obra está inspirada en la flor llamada nomeolvides, sus pequeños pétalos azules representan la nostalgia de preservar el pasado y capturarlo en las televisiones. Mientras se documenta el proceso hasta el ultimo día, el marchitar de las flores nos recuerda nuestra propia vida y la tristeza de verlas morir al igual que nosotros.

Daniel Escamilla – Economías del Espacio. Foto por Magaly Montoya.

Daniel Escamilla – Economías del Espacio

Lo que busca esta instalación es concientizar al público sobre la explotación de la tierra y sus nutrientes. Mediante un proceso de restitución de la tierra muerta de los espacios públicos que se encuentran desgastados por el entorno urbano, y de sanación al devolver la tierra nutrida (composta). Podemos dar cuenta de lo imposible e incosteable de intentar revertir el daño que la industria ha provocado en la tierra viéndola solo como un valor mercantil.

Ex Fabrica de Arina. Foto por Joyce Xious.

Te recomendamos asistir cualquier día de la semana de 12:00 a 18:00 horas para que puedas ser partícipe de las obras finales que se darán a conocer este domingo 9 de febrero de 12:00 a 20:00 horas, el acceso es de un donativo voluntario.


Artículos Relacionados